​​Precio y participación del mercado

Precio y participación en contratos de largo plazo por tipo de mercado​​

Para 2018, 74,108.22 GWh de energía anual fueron transados en contratos de largo plazo, 40,482.38 GWh-año en contratos con destino a atender la demanda del mercado regulado (el 54.63% del total transado) y 33,625.85 GWh-año en el no regulado y el respaldo de contratos (43.7% de lo transado). La Figura 1 muestra la distribución de la energía anual que se transó en los contratos de largo plazo, de acuerdo con la asignación y el mercado. La mayor proporción de los contratos asignados, correspondieron a contratos de cantidades fijas; cerca del 93% en contratos del mercado regulado y del 43% en el no regulado y respaldos.

En los contratos de cantidades variables (contratos pague lo contratado condicionado y pague lo demandado sin tope o con tope condicionado o de cantidades fijas), alrededor de un 8% fueron para los despachos en el mercado regulado y un 58% en el no regulado y el respaldo de contratos. La mayor proporción de todos los contratos despachados en el 2018 correspondió a precios fijos. Solo un 4.4% de los despachos correspondió a precios variables. Esta tendencia en los contratos de largo plazo se presenta desde la creación del Mercado de Energía Mayorista –MEM, y la misma puede verificarse en la sección Contratos de largo plazo registrados, donde se presenta el comportamiento de registro de los últimos 10 años.

GRAFICA_PAG120up.jpg

La Gráfica 1 muestra el comportamiento en 2018 de los contratos asignados en el mercado regulado, puede verse que los precios de los contratos del mercado regulado se mantuvieron en su mayor proporción alrededor de los 192 COP/kWh, tal como lo muestra el comportamiento del MC. En esta gráfica se aprecia el intervalo de todos los precios en los que fueron asignados los contratos del mercado regulado en 2018. Cualquier contrato asignado en este mercado, por lo menos en una hora se asignó entre los precios mínimo y máximo de la franja sombreada.

Ningún contrato del mercado regulado se asignó fuera de este intervalo. Todos los contratos se despacharon a lo sumo en el precio de escasez, el cual se encuentra muy por debajo del precio marginal de escasez, que se consideró en 2018 como el precio de escasez de activación; sin embargo, en este año, el precio de la bolsa no superó este valor y se dieron condiciones críticas para el SIN. Adicionalmente, en la Gráfica 1 se traza el precio promedio ponderado diario de la bolsa (PPP Bolsa). Se aprecia una tendencia marcada de los precios mínimos a los que fueron asignados los contratos en el mercado regulado, a seguir el precio de la bolsa. Vale aclarar que el promedio del precio de la bolsa fue ponderado por la demanda nacional del SIN.​

 

Gráfica 1. Precios despachados en 2018 para contratos de largo plazo con destino a atender el mercado regulado.

Exportar Excel

Gráfica 2. Precios despachados en 2018 para contratos de largo plazo con destino al mercado no regulado y el respaldo de contratos.

Exportar Excel

La Grá​fica 2 muestra el comportamiento de los contratos de largo plazo para el mercado no regulado (para cubrir la atención de la demanda en este mercado y las obligaciones en ventas en contratos). En general, la mayor proporción de contratos de este mercado fueron asignados a alrededor de 176 COP/kWh durante 2018, como lo muestra la curva de precios promedios ponderados diarios de los contratos en este mercado (PPP Contratos tipo No Regulado). ​

El contrato más costoso en ser asignado en el mercado no regulado no superó los límites superiores de la franja sombreada. Se observa además que, para ninguna hora, el máximo precio al que se despachó un contrato del mercado no regulado, supero el precio de escasez, teniendo en cuenta que el máximo valor asignado en un contrato de este mercado estuvo cercano a los 262 COP/kWh.

Al comparar las curvas de los promedios ponderados de los precios de la bolsa y de los contratos del mercado no regulado asignados, se nota que la segunda no tiene afectación sustancial en relación con la variación de los precios de la bolsa. Por el contrario, es marcada la tendencia a mantenerse constante, lo que muestra que, en mayor proporción, la energía despachada en este mercado es a precios fijos.
 
La Gráfica 3 ilustra el comportamiento de los precios promedios ponderados de los contratos a precios fijos, tanto para el mercado regulado como para el no regulado y los contratos a precios variables (del regulado y no regulado) que dependen del precio de la bolsa y/o el promedio ponderado diario de la bolsa. 

Se observa que los contratos a precios fijos, en promedio estuvieron aproximadamente 18 COP/kWh por encima en el mercado regulado con respecto al mercado no regulado, marcando cada una de estas curvas de precio la tendencia en el respectivo mercado, como se puede ver en la tendencia del MC y del promedio ponderado de los contratos del no regulado, de las Gráficas 1 y 2, respectivamente. ​

 

Así mismo se aprecia que los precios que dependen de la bolsa, en promedio correspondieron a contratos sujetos a los precios de bolsa más una prima, como se ve en la gráfica, exceptuando unos días correspondientes a marzo y diciembre, donde el precio promedio de bolsa superó el precio de los contratos que dependen de la bolsa. Cuando el precio de la bolsa se acercó a los valores del MC o de los promedios ponderados del precio en el mercado no regulado, dichos precios variables redujeron su valor de prima o incluso se limitaron para evitar el crecimiento elevado del precio de los contratos. Y cuando el precio de la bolsa estuvo muy por debajo de estas referencias, el precio de la prima estuvo en sus valores máximos.

Gráfica 3. Tendencia de los tipos de precios de los contratos de largo plazo despachados en 2018.

Exportar Excel